24 años de reunificación alemana

El 3 de octubre de 1990 entró en vigor el Tratado de Unificación, un acuerdo que cerraba las heridas de la II Guerra Mundial. Desde 1945 el país quedó dividido en dos y en manos de las cuatro potencias vencedoras: Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Rusia.

Restos del muro de Berlin en un descampado en Teltow (Alemania)
Restos del muro de Berlin en un descampado en Teltow (Alemania)

Hacía menos de un año que los telediarios habían dado la noticia que los alemanes deseaban escuchar desde hacía casi tres décadas. En una rueda de prensa el portavoz del Comité Central del SED de la República Democrática Alemana Günter Schabowski anunciaba la apertura inmediata de fronteras en Alemania. Se trataba de un error, porque, a pesar de que estaba previsto otorgar permisos a los ciudadanos del este para viajar al extranjero, no se contemplaba que el efecto de la nueva norma fuese inmediato.

Sus palabras fueron pronunciadas en una rueda de prensa internacional en directo, por lo que decenas de miles de alemanes orientales acudieron inmediatamente al Muro de Berlín y los guardias se vieron forzados a permitirles el paso al oeste.

Poco a poco las dos Alemanias, comenzaron a configurar un único país con el beneplácito de las potencias vencedoras de la II Guerra Mundial. Para que la unificación fuese posible, no solo fueron necesarias negociaciones entre los políticos de Alemania del este y del oeste, sino que las Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Rusia también debieron mostrar su acuerdo. A las potencias vencedoras de la II Guerra Mundial les preocupaba que la reunificación crease un país demasiado poderoso que comenzase de nuevo una guerra. Se firmó entonces el Tratado “Dos más cuatro”, por el que las dos Alemanias y las potencias vencedoras se comprometían, entre otras cosas, a no empezar nunca un conflicto bélico.

 

En marzo de 1990 se celebraron las primeras elecciones democráticas y pluripartidistas, en julio comenzaron a usar una moneda común. Los ciudadanos de la RDA pudieron cambiar su dinero a marcos alemanes y la moneda del este desapareció. El 3 de octubre, entró en vigor el Tratado de Unificación, que establecía que la nueva capital del país era Berlín.

Muro de Berlín poco antes de la unificación
Muro de Berlín poco antes de la unificación

El 3 de octubre es festivo en Alemania, un día en el que se celebra la unidad del país, aunque para los alemanes la fecha realmente significativa sea el 9 de noviembre, el día que cayó el muro. Curiosamente esta jornada no está marcada en rojo en el calendario, es un día laborable porque la casualidad quiso que también fuera un 9 de noviembre, aunque de 1938, la noche de los cristales rotos, en la que los nazis perpetraron ataques contra ciudadanos judíos y contra sus propiedades.

Este año, la celebración oficial de la reunificación alemana tendrá lugar en Hannover. Contará con la presencia de la canciller Angela Merkel, así como de buena parte de los ministros de su gobierno.

Fuente: Cadena Ser – Maria Prieto