Cova Eirós, un hogar neandertal junto a una cantera en explotación

La jefa de unidad de Europa y América del Centro del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, Petya Totcharova, se comprometió a interesarse ante las autoridades españolas por el estado de conservación del yacimiento paleolítico de Cova Eirós, en Triacastela. La iniciativa responde a una reclamación que fue dirigida a este organismo por la asociación Cova Crea, que considera que la gruta y su patrimonio arqueológico están amenazados por una cantera de piedra caliza que explota la empresa Cementos Cosmos en las cercanías. La firma es propietaria de los terrenos donde se encuentra la cueva.

Los responsables de las excavaciones que se realizan en la cueva -encuadradas en un proyecto que coordina la Universidade de Santiago-, por su parte, creen que el yacimiento necesita medidas para garantizar su conservación, pero puntualizan que por ahora no han registrado ningún riesgo inminente. A continuación se aclaran algunas de las principales cuestiones relativas al estado actual de este excepcional enclave arqueológico.

¿A qué distancia está la cueva de la cantera?

El frente de explotación de la cantera, donde se realizan voladuras con regularidad, está a una distancia de entre cincuenta y sesenta metros de la galería superior de la gruta. Las galerías secundarias se encuentran algo más separadas. Esta situación se ha mantenido igual desde que empezaron las excavaciones arqueológicas, ya que el frente de explotación no ha avanzado hacia el yacimiento.

¿El yacimiento corre ahora mismo un peligro serio de deterioro?

Según los arqueólogos, por ahora no hay riesgos que puedan detectarse a simple vista. Los responsables del equipo que trabaja en las excavaciones que se realizan en el yacimiento desde el 2008 dicen que no notaron derrumbes, fisuras, filtraciones de agua u otras anomalías que puedan ser atribuidas a la actividad de la cantera. El ambiente en el interior de la caverna es húmedo -añaden-, pero eso es normal en todas las cavidades cársticas.

Trabajos de sondeo en la Cova de Eirós - FOTOS USC
Trabajos de sondeo en la Cova de Eirós – FOTOS USC

¿En qué estado se halla el conjunto de arte rupestre?

Los investigadores señalan que las pinturas son muy frágiles debido a su gran antigüedad y a las poco favorables condiciones de humedad y temperatura de la cueva. Los grabados tallados sobre la roca presentan menos problemas. El conjunto está alterado debido a numerosos grafitis hechos en diferentes épocas.

¿Qué nivel de protección legal tiene el lugar en la actualidad?

El descubrimiento de pinturas rupestres en el interior de la cueva, dado a conocer en el 2012, obliga a que el yacimiento sea declarado bien de interés cultural, una categoría que conlleva la máxima protección legal para cualquier elemento del patrimonio histórico y arqueológico. Según la legislación vigente, esa declaración es teóricamente inmediata, pero en la práctica requiere una tramitación que debe correr a cargo de la Xunta y que todavía no ha concluido.

¿Hay algún plan de conservación de cara al futuro?

El grupo de investigación arqueológica presentó hace un par de semanas a la Consellería de Cultura -a petición de este último organismo- una propuesta para realizar una serie de estudios científicos y técnicos sobre la situación del yacimiento que ha de servir de base para trazar un plan de conservación a largo plazo. Esta investigación, que debe ser realizada por diversas empresas especializadas, comprende estudios geológicos, sismográficos y microclimáticos -entre otros aspectos- y su objetivo es determinar con la mayor exactitud posible todos los riesgos que puede correr el yacimiento, bien por causas naturales o bien por la acción humana. Algunos aspectos de este estudio pueden requerir dos o tres años de trabajo y el coste, en todo caso, se elevaría a decenas de miles de euros. La empresa Cementos Cosmos se ha mostrado dispuesta a colaborar en su financiación.

Fuente: La Voz de Galicia.es – Francisco Albo