Descubren un sarcófago con una momia intacta de la dinastía XVII

El descubrimiento fue hecho por la Misión Española en colaboración con el Ministerio de Antigüedades durante las excavaciones regulares en la parte norte de la necrópolis de Tebas, en el patio delantero de la tumba de Yehuti, que fue el supervisor de los tesoros de la reina Hatshepsut.

El ministro de Antigüedades de Egipto, Mohammed Ibrahim, ha anunciado el descubrimiento de un sarcófago de madera con una momia intacta de la dinastía XVII (aproximadamente del año 1.600 a.C.) en la zona de Zeraa Abu al Naga, en la ribera oeste de Luxor, según informa la Oficina de Turismo de Egipto.

Un fabuloso sarcófago de madera de la indocumentada dinastía XVIII era la sorpresa reservada para la XII campaña del Proyecto Djehuty (CSIC). En el interior se conserva intacta una momia del año 1600 a.C., que parece pertenecer a un alto mandatario llamado Neb, según la inscripción jeroglífica que recorre la tapa del sarcófago.

Descubierto en la necrópolis de Dra Abu el‐Naga, en Luxor (antigua Tebas), la pintura del ataúd antropomorfo mantiene sus vivos colores. La decoración es típica de la dinastía XVII, denominada “rishi” (“alas”, en árabe).

“La importancia de este sarcófago reside en la rareza de las inscripciones de la tapa, ornamentada en forma de plumas de ave”, aseguró el ministro quien añadió que quedan muchos estudios por hacer en los títulos y puestos del propietario del mismo, aunque hay indicios de que puede tratarse de un funcionario importante de la época.

El jefe del departamento de arqueología del Ministerio, Ali Al-Asfar, explicó que el sarcófago es de 2 metros de largo, 50 centímetros de ancho y 42 centímetros de alto.

La tapa tiene increíbles inscripciones de oraciones que se utilizan para ayudar a los difuntos en su viaje al otro mundo. También señaló que los colores que adornan el mismo se encuentran en perfecto estado.

El ataúd, de dos metros de largo y medio metro de ancho, se encuentra en buen estado de conservación, y mantiene brillantes los colores de su decoración original.
El ataúd, de dos metros de largo y medio metro de ancho, se encuentra en buen estado de conservación, y mantiene brillantes los colores de su decoración original. © CSIC
HALLAZGO DE TRES FOSAS.

Por su parte, el director de la zona arqueológica de Luxor, Abdelhakim Karar, aclaró que los trabajos de excavación se iniciaron el mes pasado y que ya se han hallado tres fosas, dos de ellas robadas durante la Edad Antigua. La tercera, en la que se encontró el sarcófago, estaba intacta porque estaba cerrada con piedra caliza.

El director de la Misión Española, José Manuel Galán, ha recordado que las excavaciones en esta zona comenzaron hace trece años y destacó que el año pasado descubrieron otro sarcófago de madera de un niño de cinco años que también perteneció a la dinastía XVII, además de una gran colección de cerámicas y algunos estatuas de madera envueltas en lino que encontrar a su lado.

Momento en el que sacan el sarcófago del interior de la tumba. La entrada a la cámara fue descubierta perfectamente cerrada con adobes, no había sido vulnerada.
Momento en el que sacan el sarcófago del interior de la tumba. La entrada a la cámara fue descubierta perfectamente cerrada con adobes, no había sido vulnerada. © CSIC
El cuerpo de Neb ha sido hallado en una cámara sepulcral excavada en la roca a cuatro metros de profundidad.
El cuerpo de Neb ha sido hallado en una cámara sepulcral excavada en la roca a cuatro metros de profundidad. © CSIC

Fuente: Europa Press

 

Deja un comentario