El Museo Marítimo de Barcelona pone al descubierto los secretos de los Vikingos

La exposición repasa costumbres y desmiente mitos de la cultura vikinga a través de más de 500 piezas originales.

Invasores y saqueadores, los Vikingos se instalan en el Museo Marítimo de Barcelona hasta el 28 de septiembre. Y lo hacen de la mano de una exposición que reúne quinientos objetos originales que nos ayudan a conocer sus costumbres y a desmentir algunos mitos como la invención de que sus cascos siempre llevaban cuernos o que vivían en casas muy oscuras y poco higiénicas. «Vikingos» se nutre de piezas originales que vienen del Statens Historika Museet de Estocolmo y llega a Barcelona después de haber triunfado en Europa y en Australia.

La muestra coincide en el calendario con «Vikings: la vida y la leyenda» en el British Museum de Londres. «Es una grata coincidencia», destaca Roger Marcet, director del Museo Marítimo de Barcelona. Ambos proyectos refrescan la cultura vikinga que abarca desde el siglo VIII hasta el siglo XII.

«Los vikingos entraron en España por Galicia, protagonizaron una famosa batalla en Sevilla, atravesaron el Ebro y llegaron a Ampurias y Rosas», destaca Elvira Mata, subdirectora del Museo Marítimo, desde donde han intentado buscar todas las conexiones de los vikingos con España para acercar la exposición al público de aquí.

Imagen de la exposición "Vikings".
Imagen de la exposición «Vikings».

Los visitantes más curiosos encontrarán varias actividades interactivas como la recreación de una espada como las que utilizaba este pueblo guerrero para que la gente compruebe el peso del arma. En concreto, la espada está atada con unos cables que hacen que el espectador pueda jugar con ella pero no pueda desplazarla más de unos centímetros.

Los amantes de Gaudí quedarán prendados con un ejercicio que nos transporta a su experimento con los pesos para construir la cripta de la Sagrada Familia. «Si fijamos la mirada descubrimos la proa de un barco del que sólo vemos los clavos unidos por unos finos hilos», explica Roger Marcet que tilda de genialidad esta insinuación de una embarcación.

Vista de la reconstrucción a tamaño real del barco Gokstad.
Vista de la reconstrucción a tamaño real del barco Gokstad. Foto: Gabriele Vitali

Este espléndido recorrido explica los viajes marítimos de los vikingos y la construcción de sus embarcaciones. Una de las piezas más impactantes de la exposición es la reconstrucción a tamaño real del barco Gokstad, en el que se han utilizado los mismos materiales y las mismas técnicas para la construcción que en la época vikinga.

El Museo Marítimo ofrece un amplio programa de actividades entre las que destaca un taller de construcción de embarcaciones vikingas, una fiesta vikinga, visitas comentadas, talleres de joyería, una cena vikinga y dos viajes a Dinamarca.

Fuente: ABC