INAH investiga 72 restos óseos en Mérida

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabajan en el rescate e  investigación de 72 cuerpos y restos óseos encontrados en la comisaría meridana de Sitpach, en lo que presumen fue un cementerio maya, donde se encontraron 50 vasijas y vestigios de un asentamiento de la época, ubicada entre 600 y 900 años del período Clásico Tardío después de Cristo.

El arqueólogo e investigador del INAH, Luis Pantoja Díaz, quien está a cargo de los restos óseos y la investigación del lugar, confirmó que entre los retos de los 72 cuerpos han logrado establecer que se trató de mujeres, hombres y niños mayas.

Pantoja Díaz explicó  que se realizan escaneos y tomografías para tener más información sobre los restos mayas y consideró que el lugar pudo ser un cementerio de un asentamiento maya de los alrededores de Mérida.

huesosinah2El hallazgo podría representar la muestra esquelética más grande recuperada en esa región del área maya, lo que sugiere que podría tratarse de un cementerio prehispánico asociado a esta cultura.

Durante los últimos años los investigadores  han explorado más de 15 sitios ubicados en el área conurbada de la ciudad, donde hasta la fecha el INAH tiene registrados más de 30 puntos con vestigios arqueológicos; en tanto que en ésta capital hay registrados 170 sitios arqueológicos.

De esta forma es posible ver vestigios mayas en parques, fraccionamientos y cerca de unidades habitacionales. En otros municipios, como Izamal, es posible observar ruinas mayas junto a edificios coloniales.

En la mayoría de los casos, los especialistas delimitan polígonos de reserva arqueológica y logran consolidar las estructuras arquitectónicas antiguas que quedan integradas a un área habitacional, para que después de su restauración pueda ser integrada al espacio urbano.

De acuerdo a estudios arqueológicos, para los mayas la vida y la muerte son parte de un ciclo que mantiene la armonía entre las energías de la tierra, entre la luz y la oscuridad.

-La muerte fue muy importante dentro del pensamiento maya y muchas veces fue considerada como consecuencia de un castigo de los dioses,-explicó Catalina Esther Bolio Zapata, integrante de la Red Mexicana de Arqueología.

La especialista consigna que los mayas le otorgaban a sus difuntos alimentos en  forma de ofrendas para su recorrido. En ocasiones, indica,  sepultaban a un perro con ellos para que acompañara el difunto por el camino y le ayudara a cruzar el camino al Xibalba.

huesosinah3-Cuando el muerto era alguien importante dentro de la  sociedad, se le sacrificaban mujeres y sirvientes para  que le acompañaran en su recorrido.

Algunos entierros hallados en Mérida han sido encontrados en urnas, y en ciertos casos se trata de individuos pertenecientes a la élite maya con sus “acompañantes” y de acuerdo a las investigaciones muestran características de la cultura maya como la deformación craneal, limadura e incrustaciones dentales, que “son rasgos culturales asociados al alto estatus durante el período clásico”.

Fuente: www.laverdadyucatan.com