La Cueva Pintada-Lugares con historia

José Ramos Orihuela fue el primero en contemplar, en 1873, las pinturas geométricas en las paredes de una cueva en el actual municipio de Gáldar, al norte de Gran Canaria. Hoy, ese enclave, conocido como la Cueva Pintada, es de obligada visita no solo para los estudiosos sino para todos los amantes de la historia. El yacimiento es uno de los más representativos de la isla de cuantos recuerdan su pasado prehispánico.

En la localidad canaria el viajero puede visitar el Parque Arqueológico de la Acrópolis de Gáldar, cuyo centro de interpretación nos ilustra sobre la complejidad de la sociedad guanche y el elevado nivel cultural que alcanzó. En la acrópolis encontramos las huellas materiales de aquella cultura: un complejo palaciego que incluye, entre otras dependencias, la casa de las doncellas, las murallas y la torre Roma. Sobre todo ello edificaron los conquistadores europeos el asentamiento de Santiago de los Caballeros.

detalle-de-la-cueva-pintada

No menos espectacular que esta gruta es el poblado descubierto junto a ella, en el que pueden contemplarse restos de casas en cuyo interior se conservan elementos cotidianos empleados por sus habitantes. Se han hallado ídolos, objetos de cerámica fabricados con torno, así como de metal (monedas, espadas, cuchillos, herraduras, dedales, clavos…) que han permitido recrear el modo de vida de sus antiguos habitantes.

El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada cuenta con varias unidades expositivas y diversos recursos museográficos (entre ellos, audiovisuales) que se integran en un recorrido que se realiza de la mano de guías especializados que ofrecen visitas personalizadas en cuatro idiomas con distintos recursos. Además existe la posibilidad de realizar visitas autónomas, en las que el público es el que organiza su propio recorrido.

Gran_Canaria_at_Cueva_Pintada-Raycojimenezg

Gáldar fue la antigua capital aborigen de Gran Canaria, que se sitúa sobre la falda de un volcán, entre cultos de tomates, papas, millo y plátanos. Supone uno de los enclaves más destacados para conocer la historia de los guanches, los originarios habitantes de las islas; un pueblo cuya cultura y evolución fascinan al viajero aficionado a la historia.

Autor: Javier Ramos

Fuente: Lugares con historia