La -Gran Guerra- motor de cambios sociales en el Reino Unido

La Primera Guerra Mundial (1914-1918), uno de los conflictos más cruentos de la historia, fue motor de cambios sociales en el Reino Unido, con un mayor protagonismo de la mujer, según ha destacado el catedrático David Stevenson.

La “Gran Guerra” entre los aliados y las potencias centroeuropeas llegó al Reino Unido el 4 de agosto de 1914, en momentos en que el país vivía un creciente malestar de la población por asuntos relacionados con el empleo o el acceso de la mujer al sufragio.

También extendió el sentimiento anti-alemán, hasta el punto de que la familia real cambió de nombre por el de Windsor en julio de 1917, por decisión del entonces rey Jorge V (1865-1936).

A través de una proclamación real, Jorge V suprimió el nombre de Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha, de origen alemán, por otro que sonara más inglés, por lo que adoptó el de Windsor, por el castillo que lleva ese nombre y está a las afueras de Londres.

Una de las influencias de la guerra fue el acceso por primera vez de la mujer al voto en 1918, y también al mercado laboral.

El catedrático David Stevenson, experto en historia internacional de la universidad London School of Economics (LSE), declaró que se puede decir que la I Guerra Mundial “trajo consigo el sufragio de la mujer” antes de lo esperado, “si bien al principio sólo fue concedido a las mayores de 30 años”.

“Durante la guerra muchas mujeres entraron a formar la fuerza laboral o accedieron a ocupaciones muy bien pagadas”, añadió.

Con la guerra la población cambió, además, muchas actitudes, como la deferencia hacia la aristocracia británica, muy marcada en el siglo XIX durante el periodo victoriano, y mayores oportunidades laborales de la población, según algunos historiadores.

Para Stevenson, “hubo una reducción de las desigualdades en cuanto a la riqueza y los ingresos, y el sistema fiscal fue más progresista. La mortalidad infantil fue reducida”.

“Pero en otros aspectos el Reino Unido fue más desigual, especialmente si se tiene en cuenta las considerables diferencias regionales en cuanto al desempleo”, resaltó el catedrático.

Pero David  Stevenson ha puntualizado que “la guerra no fue combatida por la igualdad social. Se combatió para derrotar lo que se pensaba era una amenaza de Alemania. Fue ampliamente exitoso ese objetivo, si bien a un precio muy alto”.

Aviones de la Real Fuerza Aérea británica (RAF).
Aviones de la Real Fuerza Aérea británica (RAF).

La guerra influyó, además, en la expansión militar del país pues se creó la Real Fuerza Aérea británica (RAF), que años después sería vital en los combates contra los nazis en la II Guerra Mundial.

Por primera vez el Reino Unido sufría los primeros bombardeos aéreos alemanes de los dirigibles Zeppelin, lo que provocó más de 2.000 civiles muertos o heridos durante los años del conflicto.

Durante la guerra, los diarios tuvieron un importante papel a la hora de conseguir el apoyo de la población, pero se hizo a través de una fuerte labor de propaganda incentivada por el Gobierno.

El conflicto armado también tuvo de algún modo influencia en los territorios en poder del Reino Unido, como fue el caso de Irlanda.

Los nacionalistas de Irlanda, que colaboraron con Londres en un primer momento, empezaron a exigir la inmediata independencia y se rebelaron en abril de 1916 contra la autoridad central, en lo se llamó el Alzamiento de Pascua, pero fue suprimido a los pocos días y sus autores ejecutados por los británicos.

El levantamiento, no obstante, despejó el camino para el proceso de independencia de Irlanda en 1922, lo que puso de manifiesto la caída del imperio colonial del Reino Unido, que todavía se mantuvo unas décadas más hasta la pérdida de la India en 1947.

Fuente: EFE