La joya arqueológica abandonada

El yacimiento romano de Acinipo, considerado por los expertos como uno de los más importantes de Andalucía, languidece abandonado y tiene el dudoso honor de encontrarse en la lista roja de 72 monumentos de Andalucía que están en peligro extremo y que ha sido elaborada por la asociación Hispania Nostra, declarada de interés público y creada en 1976 para velar por la conservación del patrimonio nacional.

La llamada de atención sobre la mala conservación de Acinipo no es nueva, y es que el propio Ayuntamiento llegó a aprobar en Pleno una moción para reclamar a la Junta de Andalucía, administración de la que depende este recinto, que actuase de forma urgente para evitar que siguiese incrementándose el deterioro que existe en las ruinas expuestas al aire libre, entre las que se encuentra el propio teatro romano y su frente escénico que permanece en pie.

La delegada municipal de Turismo, Isabel Barriga, anunció hace unos meses que volverá a llevar la moción al Pleno para volver a reclamar al Gobierno andaluz un plan urgente de actuación para salvar Acinipo. Y es que los responsables municipales reconocen que pueden hacer poco más que protestar ante la Junta de Andalucía, ya que son suyas todas las competencias sobre este recinto. De hecho, han llegado a ofrecer el trabajo de sus técnicos para que se continúe con la labor de excavación en el yacimiento y poder así potenciar este recurso turístico y salvarlo del abandono.

Yacimiento de Acinipo - Ronda
Yacimiento de Acinipo – Ronda

De momento, las ruinas romanas siguen cada día más enterradas en matorral y algunas de las partes que debería de tener protección a juicio de los técnicos municipales, el larario, sigue sin ella tras perderla durante un temporal de viento y lluvia del pasado invierno. Ahora los especialistas creen que los daños que haya podido sufrir serán complicados de reparar. Además, la presencia de ganado hace que en los alrededores de las zonas excavadas no sea complicado pisar alguno de los muchos excrementos que dejan estos animales, lo que hace bastante desagradable la visita.

En este sentido, desde el departamento de arqueología insisten en la necesidad de contar con un mantenimiento “mínimo” que permita conservar las zonas excavadas y consolidadas. De hecho, en el mes de febrero de este año la delegación de Turismo de Ronda llegó a pedir al Gobierno andaluz la cesión de la gestión de este recinto.

Los técnicos municipales insisten en la necesidad de, en tiempos de austeridad económica, mantener un mínimo adecentamiento de la zona y de las ruinas ya excavadas, un trabajo que cifran en uno coste de varios miles de euros, por lo que consideran que es perfectamente asumible por la administración autonómica.

A pesar de ello, desde el año 2007, cuando se realizaron las últimas campañas de excavación, la inversión ha sido nula y hasta señales que indican la situación de las zonas visitables han estado tiradas en el suelo durante un largo tiempo. De igual modo, las cadenas y postes de delimitación del teatro han estado durante mucho tiempo en el suelo, aunque recientemente se ha procedido a reponerlos y colocar las cadenas que se habían partido.

La situación de abandono y dejadez es tal, que fuentes del propio Partido Socialista rondeño reconocen que es necesario retomar la puesta en valor de este yacimiento, que a pesar de la falta de servicios que ofrece y su precaria situación, recibe miles de visitas, por lo que se cree que puede ser un importante fuente de creación de empleo, tanto en programas de excavación como de prestación de servicios a los visitantes.

Fuente: eldiariodecordoba.es – Javier Flores Ronda