La restauración de la máscara de Tutankamón ayudará a desvelar sus secretos

La restauración de la máscara funeraria del joven faraón Tutankamón ya ha comenzado, según anunció en El Cairo Christian Eckmann, codirector del equipo científico egipcio-alemán que se encarga del proyecto. Según su estimación, los trabajos concluirán antes de finales de año.

«Desde su descubrimiento, la máscara de Tutankamón no ha sido estudiada de forma científica y completa, por eso, esta es una oportunidad de oro para redescubrirla», explicó el otro responsable de la restauración, Tariq Taufiq. «Hasta el momento, todo lo que esconde esta máscara son secretos, por lo que esta oportunidad permitirá estudiarla con exactitud».

Según el responsable egipcio, el redescubrimiento de la máscara se basará en estudiar las materias y las técnicas utilizadas para fabricarla, así como el papel funerario y religioso de la misma.

Además, también se analizarán los paisajes y los textos que hay encima de ella, así como las materiales de los que está compuesta la misma barba, que no es solamente de oro, como el resto de la reliquia, sino también de piedras preciosas, según explicó el ministro egipcio de Antigüedades, Mamduh al Damati.

Por su parte, Christian Eckmann explicó que actualmente se está procediendo a retirar el pegamento inadecuado y dañino que se aplicó a la máscara, después de que se desprendiera por error la barbilla de la misma, a comienzos de 2015. El experto explicó que, hasta que no se evalúe el daño causado por dicha resina, no se puede establecer qué procedimiento es el mejor para restaurar la máscara. «Se plantearán diferentes alternativas a un comité científico y este decidirá cómo se va a restaurar», añadió Eckmann.

Máscara de Tutankamón por ambas caras
Máscara de Tutankamón por ambas caras

Tampoco se ha decidido aún cómo se volverá a colocar la característica barbilla en el mentón de la máscara, en el punto donde fue aplicada la resina «epoxy», conocida por ser irreversible. Asimismo, el equipo de restauradores está realizando un estudio completo de la máscara, tanto desde el punto de vista técnico como histórico.

La máscara de oro, que tiene incrustadas piedras semipreciosas, sufrió daños durante unas obras realizadas en 2014 para cambiar la iluminación del Museo Egipcio, en circunstancias que aún no han sido aclaradas y que desataron una gran polémica. La perilla de la máscara del joven faraón se desprendió accidentalmente y los encargados de la misma decidieron pegarla con resina epoxy», según tuvo que admitir en su momento el ministro de Antigüedades egipcio, Mamduh al Damati.

Después de que saliera a la luz el incidente, Alemania ofreció su ayuda a Egipto para restaurar la valiosa máscara y el pasado septiembreentregó 50.000 euros (56.330 dólares) a las autoridades egipcias para ello.

La máscara de oro ha sido retirada de su vitrina, por cuarta vez en su historia desde que fue descubierta en 1925, y está siendo tratada en el mismo Museo Egipcio, pero en otra sala equipada para ello y no estará expuesta al público hasta que concluya su restauración.

Fuente: ABC.es