La tumba egipcia era de la hermana y no de la nodriza de Tutankamón, dice el arqueólogo

El arqueólogo Alain Zivie descubrió en noviembre de 1996 una tumba que en un primer momento se pensó era la de Maia, la nodriza del joven faraón muerto a los 19 años, en 1324 antes de nuestra era, sin embargo, este domingo, el egiptólogo francés afirmó en Egipto que ésta era en realidad la de su hermana, la princesa Meritatón, relanzando conjeturas sobre la madre del monarca fallecido hace 3.000 años.

Tutankamón reinó durante nueve años, pero se convirtió en el más famoso de los faraones gracias a su increíble tesoro funerario. En una conferencia de prensa organizada por las autoridades egipcias, Zivie se expresaba, para anunciar la próxima apertura de la tumba al público.
En el exterior de la tumba, en la necrópolis de Saqara, a 20 km al sureste de El Cairo, Zivie es formal: Maia no es otra que “su hermana, o medio hermana de Tutankamón”, o sea, la princesa Meritatón, hija de Akenatón y Nefertiti.

Análisis de ADN reveló en 2010 que Tutankamón era hijo del faraón Akenatón, célebre por introducir el monoteísmo en Egipto con el culto al Dios del sol, Atón.Sin embargo, estas mismas pruebas excluyeron que Tutankamón fuera hijo de Nefertiti, la influyente esposa de Akenatón, célebre por su legendaria belleza.

El egiptólogo se basa en esculturas murales que muestran a Tutankamón con su nodriza, en la tumba de Maia. Lo primero es que, se parecen demasiado, mismo mentón, ojos, existen características familiares, es algo voluntario, Interpretamos que Maia se encuentra sentada en el trono real, y él está sentado sobre ella, transmitiéndole realeza, indicó a la AFP el investigador.

Zivie se refiere también a representaciones similares que describen la muerte de la segunda hija de Akenatón, la princesa Maketatón, en la tumba del faraón en Tel el Amarna, en la provincia de Menia, al sur de El Cairo.

“Hay una mujer que amamanta a un pequeño bebé, y esta mujer que siempre está presentada como una nodriza es la princesa Meritatón”, en tanto que el lactante podría ser el propio Tutankamón.
Además, para Zivie, la madre de Tutankamón sería “Maketatón, la segunda hija de Akenatón y de Nefertiti, o bien la hija mayor, Meritatón”.

La momia de Meritatón nunca se halló. Las autoridades no excluyen que haya sido enterrada en una cámara secreta en la tumba de Tutankamón, en el el Valle de los Reyes.

¿Podría ser quien buscamos detrás de los muros de la tumba de Tutankamón?, se cuestionó este domingo el ministro de Antigüedades de Egipto, Mamduh al Damati.

Para el arqueólogo británico Nicholas Reeves, quien abrió el debate sobre esta cámara secreta, es Nefertiti quien se encuentra allí enterrada.

Son probabilidades, esperamos que poco a poco iremos conociendo mejor y comprendiendo la época del rey Tutankamón, expresó Damati.

Fuente: La Gran Epoca