Los judíos de Roma buscan en el mundo su biblioteca saqueada por los nazis

La comunidad hebrea de Roma ha iniciado una investigación internacional para recuperar los tesoros desaparecidos de su biblioteca judía, que estaba formada por 7.000 libros y que fue saqueada por los nazis en 1943.

De estos 7.000 volúmenes, el Museo Hebreo de Roma conserva “en la actualidad solo 25”, según explicó el portavoz de la comunidad hebrea en Roma, Fabio Perugia, en una entrevista con Efe.

La biblioteca fue asaltada dos años antes del final de la II Guerra Mundial y tras el robo “nunca más se supo” de ella. Pero su origen se remonta muchos siglos atrás.

“La comunidad hebrea de Roma tenía una antigua biblioteca en la que se conservaban libros de importancia singular para el judaísmo en general”, recordó Perugia.

En el siglo XV, con la expulsión de los judíos, a Italia llegaron ciudadanos hebreos procedentes de todas partes del mundo, también de España, después de que en 1492 los Reyes Católicos les desterraran de sus tierras y muchos se vieran obligados a establecer su nueva residencia en Roma.

Además de sus ropas y su dinero, estos judíos llevaron consigo sus libros que sumaron a las joyas literarias que preservaba la biblioteca judía de Roma.

“La presencia de España en esta biblioteca era muy importante pues se añadieron a ella muchos libros de origen español, de origen sefardí”, reconoció.

El problema es que de este “inmenso tesoro cultural”, tal y como lo describió Perugia, no se escribió un índice para “evitar el robo y la censura por parte de la Iglesia” Católica, por lo que se desconoce el número exacto de libros que había y cuáles eran.

Sin embargo, si algún día se encuentran, serán fácilmente reconocibles porque “todos ellos tenían un sello en forma de rombo que decía ‘Comunidad Israelí de Roma'”.

En la historia de esta biblioteca hay otra fecha significativa: el 30 septiembre de 1943, que marca el inicio de su final, pues fue cuando llegaron “a la comunidad dos oficiales nazis que controlaron y tomaron apuntes de lo que en ella se guardaba”.

Libro sagrado Judio
Libro sagrado Judio

Su presencia en el gueto romano duró solo un día, pero dos semanas después, el 14 de octubre de 1943, regresaron de nuevo.

“Aquel día es importante porque fue dos antes del 16 de octubre de 1943, que es cuando todos los hebreos del gueto fueron deportados a campos nazis”, relató.

Ese día, el régimen nazi invadió el gueto para cargar “los 7.000 volúmenes en dos camiones”, pero se dejaron 25, que son los que hoy perduran, “porque estaban expuestos en otra parte”.

No fue la única vez que Alemania puso el pie en este gueto, pues de nuevo, “el 23 de diciembre de 1943, volvieron para llevarse cerca de 3.000 libros que estaban en el colegio rabino”.

Afortunadamente, estos 3.000 libros fueron encontrados por investigadores de Estados Unidos tras la guerra, pero “de los otros 7.000 no se volvió a saber nada”.

El régimen dictatorial de Adolf Hitler se caracterizó por la persecución sistemática de escritores judíos, marxistas o pacifistas y por la quema pública de libros, cuyo contenido no contaba con el agrado del poder alemán.

Sin embargo, la comunidad judía de Roma no cree que su biblioteca fuera destruida, sino que aún existe en algún lugar del mundo.

“Sospechamos que estos libros están en alguna parte porque pensamos que el objetivo nazi era exterminar a todos los judíos y después hacer un museo de la raza extinguida, en la que los exhibirían. Afortunadamente no lo lograron porque estamos aquí”, apuntó.

Para dar con ellos, han iniciado una búsqueda a nivel internacional y han puesto una “denuncia formal ante los Carabineros (policía militar italiana)” que ha activado una “investigación oficial a través de canales de inteligencia de todo el mundo”.

Además, han establecido contacto “con investigadores, profesiones universitarios y arqueólogos” que desarrollan su actividad profesional en diversos países.

“Puede ser que estén en manos privadas o todos juntos en alguna parte. No lo sabemos. Pero tengo confianza y creo que encontraremos estos libros y los devolveremos a esta comunidad”, concluyó Perugia.

Fuente: ELDIA.ES – Laura Serrano-Conde